Epicuro, nació en la isla de Samos (Grecia) en el 341 A.C. y murió en Atenas en el 270 A.C. Su primera educación estuvo en manos de su padre, y luego de diversos filósofos atenienses de la época. Con el tiempo se denominará epicúrea. Sus enseñanzas, las impartía en el patio de su casa, más propiamente en su jardín; razón por la que a sus seguidores se los llamó: FILOSOFOS DE JARDÍN.

Fue un autor prolífico, pero sólo se conservan tres cartas y algunos fragmentos breves. Lo que conocemos de sus escritos, nos llega por letra del historiador Diógenes Alertes y del poeta Lucrecio. Este último en un largo poema llamado "De rerum natura" : "La naturaleza de las cosas"

Como filosofía el epicureismo se basa en el placer. En el placer como equilibrio entre la satisfacción de las necesidades del cuerpo y las necesidades del intelecto. La justicia, la honestidad, la prudencia, el equilibrio, son virtudes cardinales en sistema ético epicúreo.